Lesión corporal derivada de una causa violenta, súbita, externa, y ajena a la intención del asegurado.