Persona que se halla expuesta al riesgo (interés legítimo asegurable) en su persona, bienes o derechos que se cubre mediante la póliza de seguro.