Anglicismo que hace referencia a los corredores de seguros, quienes realizan la actividad de mediación sin encontrarse vinculados a ninguna entidad aseguradora.