Acontecimiento imprevisible o inevitable ocurrido sin intervención de la voluntad humana. La característica principal del caso fortuito, como causa de exoneración de la responsabilidad civil, es que se trata de un suceso imprevisible o inevitable, que hace imposible el cumplimiento de una obligación, sin intervención de dolo o negligencia.