Acción súbita y violenta de la presión (explosión) o de la depresión (implosión) de gases o vapores.