Apoderamiento ilegítimo realizado por terceros de los bienes asegurados, con ánimo de lucro y contra la voluntad de su poseedor, mediante actos que no impliquen fuerza en las cosas, ni violencia ni intimidación.