Combustión y abrasamiento con llama con capacidad de propagación, de objeto u objetos no destinados a ser quemados en el momento en que se produce el incendio.