Momento en que el contrato comienza a obligar a cumplir lo pactado. Surge efecto en el momento en que se paga la prima.