Periodo durante el cual están en vigor las garantías de la póliza de seguro aunque no se haya pagado la prima por el asegurado. Son los periodos determinados en el artículo 15 de la Ley de Contrato de Seguro o los plazos más favorables para el tomador que se fijen en la póliza.