Se aplica en situación de Infraseguro, es decir, cuando el tomador atribuye al objeto asegurado menos valor en la póliza que el que realmente tiene. Si en el momento de la producción del siniestro la suma asegurada es inferior al valor del interés, el asegurador indemnizará el daño causado en la misma proporción en la que aquella cubre el interés asegurado.