Derecho del asegurador que ha pagado una indemnización a su asegurado o a un tercero perjudicado en virtud de un seguro, a reclamar al responsable del daño (Causante) las indemnizaciones satisfechas. También la Aseguradora puede reclamar posteriormente la indemnización al propio Asegurado o a un Tercero (Perjudicado) si posteriormente se demuestra que el siniestro tuvo lugar debido a una acción dolosa o con culpa de la persona Asegurada o Perjudicada (Fraude).