Suelen tener cobertura por el Consorcio de Compensación de Seguros de acuerdo a la normativa establecida, entendiendo como tales:
– Fenómenos de la naturaleza: terremotos, maremotos, inundaciones extraordinarias, erupciones volcánicas, tempestad ciclónica atípica y caídas de cuerpos siderales o aerolitos.
– Los ocasionados violentamente como consecuencia de terrorismo, rebelión, sedición, motín y tumulto popular.
– Hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.