Modalidad de seguro (con los límites especificados en póliza), en el que se garantizan durante diez años (a partir de la entrada en vigor de la póliza), la indemnización o reparación de los daños materiales causados en el edificio asegurado, por vicios o defectos que tengan su origen o afecten a la obra fundamental (cimientos, soportes, vigas, forjados, muros de carga y similares) y que comprometan directamente la resistencia mecánica y estabilidad de la edificación asegurada.