Modalidad de seguro orientado a la cobertura de los daños materiales que puedan sufrir los líquidos contenidos en depósitos, cuando se produzca un derrame de los mismos por causas accidentales, súbitas e imprevistas.