Derecho del asegurador a ejercitar los derechos y acciones que por razón del siniestro correspondiera al Asegurado frente a los responsables del mismo (Causante) hasta el límite de la cantidad indemnizada.