Suele utilizarse este término en vehículos automóviles. Corresponde al valor de venta del mismo. Dicha valoración se realiza considerando el uso, antigüedad y estado de conservación del vehículo.