Preguntas frecuentes

Qué hacer en caso de siniestro

Una vez acaecido un siniestro ¡atención a los plazos!
1.1.- La Ley señala la obligación del asegurado de tomar de forma activa las medidas que sean necesarias para aminorar los daños del siniestro, siempre que sea posible. En este aspecto priman el sentido común y la sensatez.
1.2.- El tomador del seguro, el asegurado o el beneficiario, deberán comunicar al asegurador el acaecimiento del siniestro dentro del plazo máximo de siete días de haberlo conocido, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio. En caso de incumplimiento, el asegurador podría reclamar los daños y perjuicios causados por la falta de declaración.
1.3.- En el plazo de cinco días, a partir de la notificación anteriormente referida, el asegurador o el tomador deberán comunicar por escrito al asegurador la relación de los objetos existentes al tiempo del siniestro, la de los salvados y la estimación de los daños. Es conveniente redactar de la forma más ordenada y coherente posible una relación de las pérdidas causadas por el siniestro.
Conserve, siempre que sea posible, los restos de los bienes afectados. Si no es posible, documente el alcance de las pérdidas: tome fotografías de los objetos de valor, y acredite, en la medida de lo posible, el valor de los mismos mediante facturas y garantías de compra.
1.4.- SIEMPRE se deben acreditar documentalmente los gastos incurridos como consecuencia del siniestro.
1.5.- Si las partes (Aseguradora y Asegurado) se pusiesen de acuerdo en cualquier momento sobre el importe y la forma de la indemnización, el asegurador deberá pagar la suma convenida o realizar las operaciones necesarias para reemplazar el objeto asegurado.
1.6.- En cualquier supuesto, el asegurador deberá efectuar, dentro del plazo de cuarenta días, a partir de la recepción de la declaración del siniestro, el pago del importe mínimo que el asegurador pueda deber, según las circunstancias por él conocidas. Cuando la naturaleza del seguro lo permita y el asegurado lo consienta, el asegurador podrá sustituir el pago de la indemnización por la reparación o la reposición del objeto siniestrado.
1.7.- Si no lograse el acuerdo dentro del plazo de los cuarenta días, la Ley dice que cada parte designará un perito, debiendo constar por escrito la aceptación de éstos.
En cualquier caso, APCAS RECOMIENDA LA INTERVENCIÓN DE UN PERITO DE SEGUROS DE INMEDIATO UNA VEZ ACAECIDO EL SINIESTRO, es decir, la contratacan de un Perito de Parte que profesionalmente les asesore en la tramitación del siniestro ante la Compañía Aseguradora o en su caso, ante el causante o responsable del siniestro. Este profesional le facilitará su reclamación ante la Compañía Aseguradora y le asesorará en cuanto a la forma más eficaz de realizar los trámites para ejercer sus derechos como Asegurado o Perjudicado.
1.8.- Si una de las partes no hubiera hecho la designación, estará obligada a realizarla en los ocho días siguientes a la fecha en que sea requerida por la que hubiere designado el suyo, y de no hacerlo en éste último plazo, se entenderá que acepta el dictamen que emita el perito de la otra parte, quedando vinculada al mismo.

¿Qué beneficios aporta al Asegurado o Perjudicado contratar a un Perito de Seguros si ya hay uno de la Aseguradora?

La Ley del Contrato de Seguros establece el derecho de cada parte a nombrar un perito de seguros para el siniestro. Si usted, como Asegurado o Perjudicado nombra un Perito de Seguros (Perito de Parte), puede garantizar la ecuanimidad en el proceso al existir dos Informes Periciales y facilitar un acuerdo de indemnización satisfactoria para ambas partes, evitando en muchos casos recurrir a posteriores y costosos procedimientos judiciales.
Está establecido en sentencia que, en caso de discrepancia con la peritación de la Aseguradora y antes de efectuar una reclamación judicial, el proceso debe atenerse a lo establecido en el Artículo 38 de la Ley del Contrato de Seguros.
Si Usted no está de acuerdo con la interpretación de su Póliza, Indemnización, Coberturas o en cualquier otro aspecto propuesto por su Aseguradora, tiene derecho al nombramiento de un Perito de Seguros que trabaje para usted.
Contratar un Perito de Seguros le permite asegurarse la obtención de:
• Una interpretación de los posibles condicionantes dudosos de la Póliza a favor del Asegurado.
• La indemnización más justa que le corresponde de acuerdo con las causas y circunstancias concretas de su siniestro y una interpretación imparcial de su Póliza y de la Ley del Contrato de Seguros.
• Cobrar la indemnización en el menor plazo posible.
• Disponer de un profesional especializado e independiente que «habla el idioma» del sector, y que se encargará de la tramitar y negociar extrajudicialmente con su Compañía Aseguradora.
• Conocer sus derechos respecto a las leyes que regulan los Contratos de Seguros; por ejemplo, usted tiene derecho a:
– Ser indemnizado con el importe mínimo conocido en un plazo de 40 días. (Art. 18)
– Si no desea los servicios de reparación de la Aseguradora, tiene derecho ser indemnizado por el importe tasado (Art. 18)
– Si no está de acuerdo con la peritación de su Aseguradora usted tiene derecho a nombrar Perito. (Art. 38)
– Dependiendo de los condicionados de la Póliza, la Aseguradora debe indemnizarle todos los daños en sus bienes y derechos (edificio, mobiliario,       mercancías, lucros cesantes, etc.), incluyendo los posibles gastos de limpieza, sustitución o reparación de los elementos dañados, etc., y en su caso y con los  límites establecidos, podría ser indemnizado con el importe de la vigilancia precisa o el alquiler de una vivienda similar a la asegurada cuando ésta quedase inhabitable.
-Generalmente las pólizas multirriesgo cubren daños por agua y en muchas de ellas existe la obligación de reparar o indemnizar los daños incluso si el culpable es un tercero al que después reclamará su Aseguradora.

¿Qué diferencia existe entre un Tasador y un Perito de Seguros?
La labor de un Tasador se limita a determinar el valor de unos bienes o derechos muebles o inmuebles, mientras que la labor de un Perito de Seguros, de acuerdo con lo expresado en la Ley 30/95 de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, se define «Son peritos de seguros quienes dictaminan sobre las causas del siniestro, la valoración de los daños y las demás circunstancias que influyen en la determinación de la indemnización derivada de un contrato de seguro y formulan la propuesta de importe líquido de la indemnización».
¿Cuándo y Cómo actúa un Perito?

La misión de un Perito es determinar las causas y circunstancias de un siniestro y determinar de acuerdo con las mismas y de las condiciones contratadas en la Póliza o Contrato de Seguro el valor indemnizable correspondiente.
NO SIEMPRE es imprescindible la intervención de un Perito para la averiguación de las causas o la valoración de los daños indemnizables. Es práctica general que las compañías nombren perito cuando el posible importe de la indemnización supera cierta cantidad, no están claras las circunstancias del siniestro, existen dudas en la cobertura o cuando no haya acuerdo con el Asegurado o Perjudicado en la propuesta de indemnización.

En relación con un siniestro relacionado con una Póliza de seguros, un Perito puede actuar a petición de una Compañía de Seguros, como Perito de la Compañía Aseguradora, a petición del Asegurado o del Perjudicado (tanto si se trata de un particular o de una empresa) como Perito de parte, o bien por acuerdo de las partes o por nombramiento judicial como Perito Tercero.

La labor del Perito SIEMPRE consta de las siguientes actuaciones a fin de completar su Informe Pericial:
1. Comprobación del Riesgo Asegurado y de la preexistencia los bienes asegurados y la concordancia de los mismos con lo expresado en la Póliza.
2. Investigación y análisis de las causas y circunstancias del siniestro. En un contrato de seguro, la causa, es el factor determinante de la existencia o no de cobertura, es decir, un siniestro puede ser la consecuencia de hechos o acciones diversas como causa del mismo, y puede suceder que el contrato o póliza de seguro no cubra todas esas posibles causas. La Ley excluye los casos en los que el asegurado haya obrado con dolo o mala fe, y hoy en día son habituales, las cláusulas que excluyen la cobertura o atenúan o eximen las obligaciones del asegurador, en casos por ejemplo, de negligencia del asegurado o del tomador del seguro. En todos estos casos se precisa de la opinión técnica y cualificada de un Perito de Seguros.

3. Valoración de los Daños o Tasación.
Supone la tasación del valor del bien objeto del seguro y de los daños producidos en el mismo en el caso de seguros de daños a los objetos, y la evaluación de los daños físicos y psíquicos a las personas en caso de los seguros a las personas. También pueden darse situaciones de valoración del daño producido a derechos, o a bienes intangibles o que implican un elevado grado de subjetividad, como puede ser por ejemplo, la imagen.

4. Valoración de las circunstancias que influyen en la determinación de la Indemnización derivada de un Contrato de Seguro.
Son numerosos los posibles elementos que influyen en la determinación de dicha indemnización ya que dependerán en cada caso del bien asegurado, de la localización del riesgo asegurado, de las causas que originan el siniestro acontecido, de las coberturas y exclusiones recogidas en la póliza, de la posible existencia de infraseguro, etc. El Perito de Seguros realiza dicha valoración de cara a determinar si en los daños valorados debe aplicarse en parte o en su totalidad la «Regla Proporcional» o la «Regla de Equidad».

5. Formulación de Propuesta de Importe Líquido de la Indemnización.
Por último y tras los trabajos sucintamente descritos, el Perito de Seguros manifestará por escrito, la que a su leal saber y entender, debe ser la indemnización de un siniestro concreto, cubierto por una póliza concreta.

6. Informe Pericial.

En caso de haber sido contratado por una Compañía de Seguros, tras informar al Asegurado, el Perito remitirá su Informe Pericial a la Aseguradora para que ésta determine su actuación final, ya que dicho Informe Pericial NO es vinculante para la Aseguradora.

Si el Perito fue contratado como Perito de Parte, intentará un acuerdo extrajudicial con el resto de los Peritos y Compañías intervinientes, remitiendo su informe final al Asegurado o Perjudicado que le contrató.

Si el nombramiento del Perito fue realizado por común acuerdo de las partes o por designación judicial, (Perito Tercero), deberá emitir un dictamen en un plazo máximo de 30 días en su Informe Pericial al juzgado que le designó. El dictamen puede emitirse por unanimidad o mayoría.

¿Qué sucede cuando existe un Perito de la Compañía y un Perito del Asegurado o Perjudicado?

1. En caso de que los peritos lleguen a un acuerdo: se reflejará en un acta conjunta, en la que se detallen los elementos periciales señalados por la Ley, incluyendo una propuesta del importe líquido de la indemnización.

2.En caso de que no haya acuerdo entre los peritos, ambas partes designarán un Perito Tercero de conformidad, y de no existir ésta, la designación se hará por el juez de primera instancia del lugar en que se hallaren los bienes.
3. En este caso, el dictamen pericial se emitirá en el plazo señalado por las partes o, en su defecto, en el de treinta días, a partir de la aceptación de su nombramiento por el Perito Tercero.

4. El dictamen de los tres peritos, Perito del Asegurador, Perito del Asegurado y Tercer Perito, se emite por unanimidad o por mayoría, y se notificará a las partes de manera fehaciente e inmediata. Dicho dictamen es vinculante para el Asegurador y para el Asegurado, y deviene inatacable salvo que se impugne judicialmente por alguna de las partes, dentro del plazo de treinta días, en el caso del asegurador y ciento ochenta en el del Asegurado, computados ambos desde la fecha de su notificación.

5. Si el dictamen de los peritos fuera impugnado, el asegurador deberá abonar el importe mínimo de lo que el Asegurador pueda deber, según las circunstancias por él conocidas. Si no fuera impugnado abonará el importe de la indemnización señalado en el dictamen en un plazo de cinco días.

6. Honorarios de los peritos: cada parte satisfará los de su perito. Los del Perito Tercero y demás gastos que ocasione la tasación pericial serán a cargo por mitades del Asegurado y del Asegurador. No obstante, si cualquiera de las partes hubiera hecho necesaria la peritación por haber mantenido una valoración del daño manifiestamente desproporcionada, será ella la única responsable de dichos gastos.

¿Qué implica que un Perito de Seguros esté asociado a APCAS?
APCAS sólo permite formar parte de su Asociación a Peritos Acreditados, es decir, a profesionales que han demostrado cumplir los requerimientos personales y profesionales acordados con UNESPA y la Dirección General de Seguros en cuanto a su titulación, formación en Pericia Aseguradora y experiencia profesional. Además, los Peritos de Seguros asociados a APCAS cuentan con medios de formación y actualización permanente y con un Código Deontológico de obligado cumplimiento, para que cualquier ciudadano o entidad que considere que el comportamiento de un Perito de Seguros o de un Comisario de Averías asociado no es el correcto, pueda tramitar la consiguiente reclamación ante la asociación y sus organismos. El Código Deontológico obliga entre otros, además de al Secreto Profesional, al cumplimiento de los Principios Generales de Independencia, Integridad, Dignidad, Objetividad, Capacidad y Preparación, y Principio Social.
¿Existen Peritos de Seguros especializados?
Si, existen especialidades entre los Peritos de Seguros. A grandes rasgos existen las especialidades de Peritos de Seguros VA (Vehículos Automóviles), IRD (Incendio y Riesgos Diversos), Médico, Agrarios, Embarcaciones de Recreo y Comisario de Averías, con independencia de especialidades técnicas en campos específicos como en Electricidad, Construcción, etc.

Contactenos

Si tienen alguna duda, no dude en llamarnos, lo antenderemos lo antes posible.