Sobretensiones. Persin Granada Gabinete Pericial

Descargas atmosféricas (sobre inmuebles, tendidos eléctricos y sobre el terreno)

SOBRETENSIONES TRANSITORIAS con origen en descargas atmosféricas.

¿Son reclamables a las Distribuidoras Eléctricas?

¿Qué son?
Sobretensiones elevadas de alto contenido energético y capacidad destructiva, originadas por descargas atmosféricas (caída del rayo). La descarga puede producirse directamente sobre los tendidos aéreos de la red de distribución eléctrica (se transmiten a través de la red), por el impacto del rayo sobre estructuras de inmuebles o bien, directamente sobre el terreno (inducción del rayo).

¿Por qué se producen?
Sobretensiones elevadas de alto contenido energético y capacidad destructiva, originadas por descargas atmosféricas (caída del rayo). La descarga puede producirse directamente sobre los tendidos aéreos de la red de distribución eléctrica (se transmiten a través de la red), por el impacto del rayo sobre estructuras de inmuebles o bien, directamente sobre el terreno (inducción del rayo).

¿Qué efectos originan?

– Caída de un rayo sobre el terreno o sobre la estructura de una edificación:
Dicha ocurrencia produce una sobretensión en el potencial de tierra, que deja de ser “0”, para alcanzar un valor muy elevado.
Dicha circunstancia puede causar la activación (y a veces la destrucción) de Interruptores Automáticos Diferenciales, y según las circunstancias, causar daños de distinta intensidad sobre componentes y circuitos electrónicos. En ocasiones la descarga del rayo se produce sobre antenas emisoras o receptoras de radio o televisión.
El impacto directo del rayo sobre la antena da lugar a daños irreparables en los dipolos del mástil afectado y a la destrucción de amplificadores-alimentadores de antena e incluso del propio cable de antena.
De existir un aparato eléctrico muy intenso (cargas electrostáticas muy elevadas), la inducción sobre el dipolo de antena podría causar la destrucción del sintonizador-amplificador conectado a la misma, aunque dicha circunstancia, debería ser contrastada con la ocurrencia de efectos semejantes en un cierto radio de actuación.

Daños típicos en circuitos electrónicos

Daños típicos en circuitos electrónicos por descargas atmosféricas (sobrelevación de tierra)

– Caída de un rayo sobre los tendidos de distribuición eléctrica:
Dicha situación da lugar a la aparición de transitorios de valor de pico de voltaje muy elevados, con una rápida
pendiente de subida, conducidos a través de las líneas de distribución eléctrica.
Generalmente causa efectos muy destructores, llegando a causar el derretimiento de los
componentes que atraviesen las sobreintensidades generadas.

Daños típicos en instalaciones eléctricas

Daños típicos en instalaciones electricas por descargas atmosféricas sobre tendidos eléctricos

Ondas de tensión de una descarga eléctrica

Modelo del efecto de una descarga atmosférica.

Protecciones contra sobretensiones transitorias. Obligación Legal y Funcionamiento.

¿Cuándo es Obligatorio disponer de Protección contra Sobretensiones Transitorias?

Las Sobretensiones Transitorias por descargas atmosféricas conducidas por la red de suministro eléctrico, pueden ser muy destructivas, llegando incluso, a causar el derretimiento de los elementos metálicos atravesados, y/o la fusión o derretimiento de los componentes afectados.

La obligatoriedad en cuanto a la instalación dispositivos de Protecciones contra Sobretensiones Transitorias, depende de la zona geográfica o Comunidad Autónoma donde se encuentre la instalación eléctrica a proteger. El REBT-2002 establece en su ITC-BT-23, una tabla en la que se determina como Obligatorio o Recomendable dicha obligación, considerando circunstancias como la clasificación provincial respecto al número medio anual de días de tormenta, la existencia de un pararrayos próximo, la actividad desarrollada, etc.

Además, algunas CC AA han establecido como obligatoriedad legal, el que todas las instalaciones eléctricas, construidas o reformadas a partir de una cierta fecha, cuenten con dispositivos de protección contra sobretensiones.

Varistor o VDR

Varistor o VDR, componente protector contra sobretensiones transitorias, y esquema de montaje

¿Cómo funciona un protector contra Sobretensiones Transitorias?

Para la protección contra Sobretensiones Transitorias se emplean componentes llamados VDR o Varistor. Dicho elemento es una resistencia, cuyo valor interno varia internamente, de forma directamente proporcional con el voltaje o tensión aplicada en sus bornes, de tal manera, que a valores estándar (230 V), presenta una resistencia interna muy alta (no conduce corriente eléctrica por su interior), y en caso de sobretensión, su valor interno se reduce prácticamente a “0” Ohmios.

Dado que el componente se instala en paralelo con la entrada y la instalación eléctrica a proteger, cuando por la red eléctrica aparece una sobretensión elevada, se cortocircuita, devolviendo a la red de distribución la sobretensión, evitando los efectos lesivos de las sobreintensidades aparejadas al fenómeno, que destruirían los componentes que atravesaran en la instalación protegida.

Es importante señalar, que, por causas inherentes al propio fenómeno de la Sobretensión Transitoria, una vez que actúa el Varistor o VDR, el componente se destruye, por lo que, para mantener efectiva la protección, el componente debe ser reemplazado por otro nuevo.

Si tras la aparición de una Sobretensión Transitoria y destrucción del varistor, no se repone el componente dañado, no se altera, ni modifica, ni perjudica en modo alguno las características eléctricas de la instalación protegida, pero, ante una eventual reiteración del fenómeno, el mecanismo NO PROTEGERÁ la instalación, y ésta sufrirá los efectos adversos que determine la magnitud de la Sobretensión Transitoria transmitida por la red eléctrica.

¿Son reclamables a la Suministradora Eléctrica?

SI, cuando sea evidenciable que la sobretensión transitoria, tiene su origen en una descarga atmosférica transmitida a través de las redes de distribución eléctrica. en base a las características específicas observadas y/o a la existencia de daños en simultaneidad.

¿Por qué? Los daños causados pueden y deben reclamarse a la Suministradora Eléctrica, ya que:
– La Ley 24-2013 del Sector Eléctrico, actualmente en vigor, se establece en su Preámbulo y Art. 40, que las empresas distribuidoras eléctricas, son las responsables de prestar un servicio de forma regular y continua, con los niveles de calidad determinados reglamentariamente (cuentan con la capacidad, los medios, los conocimientos, la oportunidad, y además, la obligación legal de mantener y mejorar la calidad en el suministro eléctrico).

En el RD 337/2014, Reglamento e Instalaciones de Alta Tensión e IT complementarias, en la ITC RBT 09. PROTECCIONES, se establece que las líneas de distribución eléctrica deben disponer de protecciones contra sobreintensidades y contra sobretensiones.

– La fuerza mayor o causa mayor, también conocido como mano de Dios o en latín vis maior, es un hecho que no se puede evitar y tampoco se puede prever. Tiene gran importancia, en Derecho, a la hora de establecer la responsabilidad por los daños. Sin embargo, aunque la Caída del Rayo es inevitable e imprevisible, su prevención es INEXCUSABLE por parte de las suministradoras, ya que existen mecanismos de protección para eliminar sus efectos lesivos, que son de aplicación reglamentaria (RD 337/2014). Por tanto, no cabe argumentar por parte de la Suministradora Eléctrica para eludir su responsabilidad, que la Caída del Rayo es Causa de “Fuerza Mayor”, puesto que la ocurrencia de una posible Caída del Rayo es segura en el transcurso del tiempo, por más que el lugar o momento concreto de caída no sea predeterminable, y de ahí, que legislativamente sea obligatorio la instalación de protecciones contra dicha contingencia.